Liberación

Un mañana me dirigía en el subterráneo al trabajo. Había dormido mal y estaba frustrado y resentido contra el mundo por mi vida mediocre.

De golpe veo tres chicos alegres a esas horas de la mañana. Eran dos monjas y un cura. Hacía mucho que no veía esos hábitos medievales por la calle. Me hicieron acordar a mi primera comunión, pero las monjas que me educaron eran amargas. Éstas eran alegres. Como eran simpáticos y comunicativos, me acerqué y les pregunté de dónde eran. Me dijeron que eran porteños pero que estaban en San Rafael, Mendoza. Una de las monjas estaba en Finlandia o Islandia o algo parecido. Me dijeron que eran de una fundación nueva: el Verbo Encarnado. Yo no tenía una gran cultura católica y no conocía ese grupo. Sin embargo, por el resentimiento que yo llevaba adentro y la frustración de lo vacía que era mi vida, sentí una gran envidia y los odié profundamente. Si yo no era feliz es que no era posible serlo. Para mí nadie era feliz. Desde ese momento me propuse destruir a ese grupo cuyos miembros desbordaban felicidad.

Comencé a buscar en internet, pero sólo encontré las obras que estos curas y monjas hacían: colegios, hogares para discapacitados, misiones en los lugares más recónditos del planeta… Todo eso en una pobreza radical. No sé si voluntaria o forzada, pero pobreza al fin.

¿Cómo era posible que alguien fuera feliz siendo pobre? Justamente una de las cosas que más me tenía frustrado era mi magro sueldo.

Además veía que el grupo estaba lleno de jóvenes. Siempre para mí los curas y las monjas eran viejos. Tal vez porque la última vez que había pisado una iglesia fue en la comunión, cuando tenía 7 años. A esa edad todas las personas parecen grandes.

Empecé una búsqueda más profunda en internet, pero sólo había una acusación insostenible de un periodista que decía que eran una secta.

Entonces decidí en vez de buscar lo que no encontraba, crear lo que necesitaba. Y armé un blog contra esta congregación. Pero por más que escribía diversos posts, no recibía visitas. Entonces decidí entrar yo mismo para aumentar el número de visitas. Así llegué a más de 100 visitas. Pero me di cuenta que eso no era útil. Para remediar ese cúmulo de frustraciones creé un grupo de Facebook. Eso haría interactuar a los usuarios. Además me consolaba diciéndome que en el Verbo Encarnado les tenían prohibido leer el blog. Creo que ni lo conocían o no le prestaban atención.

Con el grupo de Facebook logré contactar a algunos ex miembros del Verbo Encarnado que estaban enojados con el grupo. Me parecía que una secta peligrosa tendría muchos desertores. Encontré sólo a tres. Todos esos números publicados de más de 150 miembros fugados es falso.

gr_carlos_miguel_buelaMientras tanto yo seguía averiguando lo que podía sobre ellos. En esos tiempos me enteré que eran un Instituto religioso y que la rama femenina se llamaba Servidoras.

Como en el grupo de Facebook con gran caridad y paciencia refutaban con argumentos todas mis objeciones al IVE decidí escribir al teólogo responde quien intentaba disipar mis dudas.

Recuerdo que una vez uno de los ex me dijo que el P. Buela le daba un beso a cada uno antes de irse a dormir, después de rezar a la noche. En ese momento pensé: “es lo que yo hago en la oficina, llevo facturas para besar a las chicas y ver si engancho alguna”. Se lo dije al teólogo responde quien amablemente me señaló que en las familias es común que el padre les diera un beso a sus hijos antes de dormir. Otra frustración más para mí. Mi padre no lo hacía, pero es verdad que sonaba lógico. Eso me dio más bronca.

Como los ex miembros con los que pude contactarme para destruir al IVE no llevaban una vida muy acorde a los principios cristianos, decidimos ocultar sus nombres. De otro modo ningún miembro del Instituto le daría crédito a sus palabras.

Y de golpe vino lo que tanto buscábamos. Se nos ocurrió que con tantas noticias en los diarios sobre abusos de parte de sacerdotes convendría comenzar a correr ese rumor.

Tuvimos éxito, porque el Vaticano nos tomó en serio y salió el famoso decreto que hablaba genéricamente sobre comportamientos del P. Buela. Eso provocó la renuncia del fundador. Ya habíamos logrado nuestro objetivo. Pero otra vez no. El P. Buela estaba feliz de poder dedicarse a sus libros y no tener que ocuparse de papeles, traslados, dinero, pasajes de avión, etc. Eso nos obligaba a seguir la lucha.

En ese entonces nos enteramos que el P. Buela era visitado por miembros de la congregación. ¿No estaba prohibido? Los sacerdotes del IVE con los que me contacté me dijeron que no se podía prohibir a los hijos a que vean a su padre. Otra vez nos quedamos sin argumentos.

Ya como último recurso se nos ocurrió destruir al gobierno de la congregación: diríamos que los superiores del IVE eran cómplices de los pecados del P. Buela. Sin su encubrimiento el P. Buela no hubiera podido pecar de ese modo. Para ello comenzamos a murmurar sobre el capítulo general. Entonces se armaron otros blogs para parecer que éramos muchos. En uno usamos metáforas, en otro reflexiones sobre la posibilidad de que buenos sacerdotes cometieran abusos. Eso haría que algunos amigos del IVE pensaran que el P. Buela era esa persona. Era tirar la piedra y esconder la mano. Efecto seguro.

De golpe un psicólogo me dijo que hasta que no me sacara de la cabeza al IVE no podría ser feliz. Es más, sugirió que tal vez yo tuviera vocación y que por no reconcerla atacaba al Instituto. Me indicó que me convenía rever mis actitudes, sacarme el resentimiento que tenía, las frustraciones que tengo desde chico. Eso me dejó pensando. Esta vez no era un sacerdote, sino un psicólogo. Es verdad que tiene alguno de sus hijos en IVE, pero es un profesional. Fue entonces cuando me decidí a este acto de sinceridad.

Espero haberlo logrado y sé que la congregación aceptará mis disculpas y tal vez considere la posibilidad de mi vocación. Por lo pronto fui aceptado para participar en los próximos ejercicios espirituales. Allí discerniré el tema vocacional. Mientras tanto estoy siguiendo los ejercicios predicados por el P. Buela en YouTube.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo IVE

5 Respuestas a “Liberación

  1. Rosita

    Es la frustración de algunos, contra las vivencias sanas y equilibradas de otros.
    Y como la moda son los abusos, pues ¡denunciemos abusos!
    Así fue siempre. Es tu palabra contra la mía. Porque, ¿qué pruebas hay?
    Es como si yo denunciara a mi párroco porque me saludó con un beso…tendría que tener la mente muuuy retorcida.

  2. Claudio

    La prueba que hay es el decreto del Vaticano que condena al sacerdote Carlos Miguel Buela.
    Puede leerlo aquí http://www.iveinfo.org/2015/11/Fr-Carlos-Buela-Sentenced-By-Vatican-Immoral-Behavior.html
    No hay tu palabra contra la mía.

  3. Miguel

    Ud. sostiene y recomienda el sitio sindoblez.wordpress.com. Estos muchachos justo se dieron cuenta de los horrores del IVE sólo cuando tuvieron problemas con el IVE. Hasta hace 4 meses defendían al IVE a capa y espada. Y eso significaba defender la deriva sectaria que se daba en el IVE. Y aclaro que lo que sucede en el IVE es más que evidente desde hace 30 años.
    Quienes fueron sectarios tienden a combatir la secta en la que no mandan para fundar una mini secta en la que puedan mandar. Por ejemplo, Joao Sconamiglio Clà Dias desarmó la TFP para fundar los Heraldos del Evangelio y ahora el culto que antes recibía Plinio lo recibe él.
    ¿Habrán recibido una iluminación divina para darse cuenta?

    • En primer lugar no sostengo ni recomiendo ningún sitio. En efecto puede ver que no hay una lista de sitios o blogs recomendados. He propuesto algunos posteos de ese sitio que me parecieron muy interesantes. Otros son más complicados, pero recuerde que https://sindoblez.wordpress.com/ aclara que relata hechos que nunca existieron.

      No sé quiénes son los que hacen Sin Doblez, por lo que no tengo modo de saber si defendían el IVE o no. Pregunto, ¿conoce la parábola de los obreros de la hora undécima (Mat. 20, 1-16)?

      Su última reflexión no se aplica a todos los casos. En el caso aludido parece ser así, pero no me consta que los blogueros sean como Joao Cla ni que pretendan hacer lo mismo que el brasileño.

      Tal vez recibieron una iluminación divina, no lo sé. Pero no me atrevo a poner límites a Dios.

      Supongo que estas dudas se las podrá quitar si se pone en contacto con dicho blog.

  4. M.D.O.

    Gracias por tu testimonio! Dijo Jesús que quien busca, encuentra, y la verdad está en Él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s